Los nuevos recibos de calefacción y ACS motivarán nuevos hábitos de consumo, según ISTA

ISTA: compañía especializada en servicios de medición y liquidación individual de consumos de energía y agua

El nuevo RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios), que todavía es un borrador, obligará a una lectura remota de los contadores de agua caliente y calefacción antes de 2027 y a una información más precisa en la facturación

ISTA tiene más de un millón de contadores de agua y calefacción con lectura remota instalados en España

Con la nueva normativa (borrador del RD de contabilización de consumos individualizados de instalaciones térmicas y la revisión RITE), pendiente de aprobarse este año, el consumidor dispondrá de una información más completa sobre sus consumos energéticos, de manera gratuita y por internet. Esta es una de las principales conclusiones de la Jornada online “Instalaciones térmicas centralizadas en edificios. Sistemas y medidas de ahorro energético”, organizada por la Fundación de Energía de la Comunidad de Madrid (Fenercom), y en la que participó ISTA.

El nuevo RITE, además de obligar a la contabilización de consumos de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria (ACS), establecerá la necesidad de disponer antes de 2027 de una lectura remota de estos equipos y de una información más precisa en la facturación.

“A partir de 2020, los vecinos recibirán sus liquidaciones de ACS y calefacción al menos una vez al mes, exigencia que desde hace años nuestra empresa ya tiene asimilado como un servicio esencial”, explicó Ignacio Abati, director general de ISTA. “De esta manera, el usuario podrá tener un acceso adecuado y gratuito a los datos de su consumo, pero además podrá compararlos con otros vecinos de referencia de la misma categoría, por ejemplo, en función del número de metros cuadrados que tenga su vivienda”, añadió.

ISTA tiene más de un millón de contadores de agua y calefacción con lectura remota instalados en España. Según Abati, “con este sistema de liquidación el cliente puede saber cómo, cuándo y dónde consume calefacción y agua caliente sanitaria, lo que le permite ahorrar en función de sus necesidades”. “En cambio, las facturas de luz y gas no aportan datos comparados suficientes para motivar que el usuario cambie sus hábitos de consumo”, argumentó el director general de ISTA.

En la jornada online “Instalaciones térmicas centralizadas en edificios. Sistemas y medidas de ahorro energético” se recordó la importancia de incorporar mejoras tecnológicas (repartidores de costes de calefacción, válvulas termostáticas, bombas a caudal variable…) a este tipo de instalaciones para reducir los costes económicos de la calefacción y el ACS de las viviendas, que representan aproximadamente el 60% de la energía consumida en los edificios.



Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar