Viessmann combustible futuro

Viessmann pone en marcha el combustible del futuro

VIESSMANN

La UE se ha fijado el ambicioso objetivo de lograr la neutralidad climática en 2050, reduciendo las emisiones de CO2 a cero.

Esto sólo se conseguirá si se evita en gran medida la combustión de los combustibles fósiles. Una buena solución serían las bombas de calor, pero por desgracia no todas las casas son aptas para calentarse con esta tecnología. Entonces, ¿Cómo calentaremos nuestros hogares el día de mañana? Sin duda a través del hidrógeno, ya que aunque pueda parecer una tecnología futurista, la realidad es que ya a día de hoy podemos reducir significativamente las emisiones de CO2 añadiendo un 20% de hidrógeno al gas natural.

 

Como líder en innovación en el sector de la calefacción, Viessmann ya dispone de soluciones híbridas con hidrógeno para viviendas unifamiliares, edificios de apartamentos e industrias que seguirán garantizando un suministro de calor asequible y fiable en el futuro. Los operadores de sistemas que confían en la moderna tecnología de Viessmann para sus sistemas de calefacción a gas ya están promoviendo esta neutralidad climática.

 

El Hidrógeno será una de nuestras principales armas para reducir las emisiones de CO2

 

La revolución energética en el sector de la construcción no puede limitarse únicamente a los sistemas de calefacción eléctrica, ya que ello requeriría enormes inversiones para multiplicar la generación de energía. Para no sobrecargar financieramente a los consumidores y a la economía, ya se prevé que para 2050 habrá un mix razonable de generadores de calor alimentados por electricidad, así como calderas de condensación de gas y pilas de combustible que utilicen hidrógeno. El gas natural producido artificialmente – conocido como metano sintético – también se está evaluando como fuente de energía alternativa.

 

Los expertos conceden especial importancia al hidrógeno producido de forma neutra para el CO2. Según un estudio de la Deutsche Energie Agentur (Dena), el uso de hidrógeno en los tres principales sectores consumidores de energía: Transporte, electricidad y suministro de calor; podría ahorrar 360.000 millones de euros de aquí a 2050.

 

Además, la nueva fuente de energía podría lograr un éxito significativo en la reducción de las emisiones de CO2 a muy corto plazo. Si se añadiera un 20 por ciento de hidrógeno a nuestro gas natural – lo que sería posible en teoría hoy en día -, las emisiones de gases de efecto invernadero podrían reducirse ya en torno a un 7 por ciento al año. Se trata de una contribución muy significativa y, al mismo tiempo, rápidamente eficaz para la protección del clima.

 

Por ello, las instituciones europeas están impulsando el desarrollo de infraestructuras para la generación, distribución y uso de la nueva fuente de energía. A principios de julio de 2020, la Comisión Europea presentó una estrategia sobre el hidrógeno que prevé una fuerte expansión de las capacidades de generación. El pasado verano, el gobierno alemán también publicó su Estrategia Nacional del Hidrógeno. Esta estrategia ofrece una gran cantidad de recursos financieros, 9.000 millones de euros para el desarrollo específico de una infraestructura de hidrógeno.

 

Nuestras calderas de condensación a gas ya son compatibles con el hidrógeno

 

Los operadores de sistemas que actualmente están interesados en un nuevo sistema de calefacción pueden optar ya hoy por un sistema de calefacción sostenible y preparado para el futuro.

 

Como líder en innovación del sector, Viessmann ya ha hecho posible el uso seguro y eficiente de esta nueva fuente de energía. Las últimas calderas de condensación a gas Vitodens ya están capacitadas para que puedan funcionar de forma eficiente con un 20 a 30 por ciento de hidrógeno en el gas natural. Los propietarios de casas y apartamentos que confían en la moderna tecnología de Viessmann para su calefacción de gas están por tanto perfectamente equipados para el futuro.

 

Caldera de condensación «H2ready» para el 100% de hidrógeno

 

Para allanar el camino hacia un futuro neutro en cuanto a gases de efecto invernadero, Viessmann está desarrollando actualmente una solución innovadora con una caldera de condensación «H2ready» equipada para hidrógeno puro.

 

El aparato se basa en una tecnología de condensación de gas de eficacia probada y podrá funcionar también con gas natural o con una mezcla de gas natural e hidrógeno. De este modo, los usuarios serán independientes del proveedor de gas natural. Los primeros prototipos se están probando en profundidad en el Technikum, centro de investigación y desarrollo de la sede de Viessmann en Allendorf (Eder). Se espera que los dispositivos salgan al mercado a partir de 2024, cuando las primeras redes de gas para el hidrógeno estén disponibles en Alemania.

Para aquellos procesos industriales que precisen de calderas para la producción de vapor, agua caliente o agua sobrecalentada, Viessmann ya tiene disponible los modelos de caldera industrial compatibles para funcionar con hidrógeno, en porcentajes híbridos con gas natural o al 100% de hidrógeno puro.

 

Hidrógeno: la fuente de energía del futuro respetuosa con el clima

 

El que es el elemento químico más común del universo tiene estas interesantes características:

 

  • No es tóxico, no es corrosivo y no es radiactivo.
  • No contamina el agua y no daña la naturaleza ni el medio ambiente.
  • Su combustión no produce ningún CO2 perjudicial para el clima.

 

Sin embargo, este elemento no se encuentra en la Tierra en estado puro, sino que debe obtenerse a partir del agua o de otros compuestos que contengan hidrógeno. En forma de agua, cubre más de dos tercios de la superficie terrestre. Los recursos hídricos totales de la Tierra ascienden a unos 1.386 billones de kilómetros cúbicos.

 

Los expertos y las instituciones se centran principalmente en la electrólisis del agua para producir esta nueva fuente de energía. La electricidad necesaria para ello procede de plantas eólicas y fotovoltaicas, que ya producen más electricidad de la que se suele consumir en los días de viento y sol. Este excedente de electricidad se utilizará para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno. El hidrógeno así obtenido, totalmente libre de CO2, se conoce también como «hidrógeno verde».

Preparados para el futuro

 

Según una encuesta reciente, en Europa, cada vez más ciudadanos se imaginan adoptando un sistema de calefacción con hidrógeno.

 

Esto se debe en buena medida a que el hidrógeno se quema de forma neutra para el CO2, por tanto, protege nuestro planeta.

 

Las calderas de condensación de gas H2ready de Viessmann ya tienen la capacidad de trabajar con el 30% del contenido de hidrógeno mezclado con gas natural, lo que las hace una inversión inteligente para el futuro. En cuanto a las calderas industriales de Viessmann, ya están preparadas y trabajando tanto con sistemas híbridos como 100% de hidrógeno puro.



Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar