AirPurifier: WOLF consigue probar la mayor eficiencia de filtrado de virus y bacterias del mercado

Socios Colaboradores Agremia
  • El Instituto de Higiene Biotec GmbH de Alemania instaló el purificador en una sala aislada y se introdujeron virus similares a los del SARS-CoV-2.

El contagio de virus y bacterias y, sobre todo, del tan virulento COVID-19, en interiores, sigue siendo uno de los principales motivos de preocupación para los españoles. Mientras que en el exterior se relajan las medidas como el uso obligatorio de la mascarilla, los expertos cada vez tienen mayores evidencias de la mayor posibilidad de contagio en los espacios interiores.

En las estancias donde la ventilación natural no es posible, se han popularizado los purificadores de aire, pero tal y como reconoce Antonio Torrado, Gerente BU Heating and Ventilation de WOLF, “cuando la demanda es alta, muchos proveedores se abren paso en el mercado, y no todos son capaces de cumplir sus promesas”. Para reconocer la eficiencia de estos aparatos, es aconsejable prestar atención a los datos técnicos como el caudal de aire que facilite un intercambio de aire de 4 a 6 veces el volumen de la sala por hora. Además, el filtro utilizado es fundamental para una eficacia óptima. No todos los purificadores cuentan con filtros HEPA H14 que son capaces de separar hasta el 99,995% de los aerosoles del aire”.

Esta situación ha llevado a WOLF a intensificar su trabajo de investigación en la eliminación de virus, bacterias y otras pequeñas partículas como esporas de moho, en ambientes interiores. Con su proyecto «Análisis de inactivación de los virus transportados por el aire», la eficacia de su purificador de aire, AirPurifier, ha sido probada y certificada por el Instituto de Higiene alemán Biotec GmbH.

Este organismo independiente instaló el purificador de aire en una sala aislada de 24 m³ y, mediante una nebulización controlada, introdujo partículas de 26 mn (la millonésima parte de un milímetro) de diámetro de los llamados virus MS2, utilizados como sustitutos del SARS-CoV-2.

Para el experimento, se preparó un listado de virus que se introdujo directamente en la entrada de aire del AirPurifier a través de un cabezal nebulizador. Los aerosoles, que simulaban el tamaño de los que se producen durante la exhalación y contaminación del aire por parte de personas infectadas, se recogieron mediante su filtración por una membrana y se cuantificaron posteriormente.

Para determinar el efecto de la filtración del aire sobre los virus con la mayor precisión posible, se determinó primero el número de patógenos que pasaban por el sistema sin el filtro y, posteriormente, se repitió la prueba con el AirPurifier colocado para calcular el índice de reducción a partir de la comparación de ambos valores.

Además de los virus, se examinaron los índices de separación de bacterias, gérmenes y otras sustancias que pueden causar daños a la salud a través del aire en las concentraciones correspondientes.

Evaluación muy buena

El resultado de la investigación determina que el AirPurifier es muy efectivo para eliminar eficazmente los virus, las bacterias, los gérmenes y una serie de otras sustancias del aire de la sala, garantizando así un entorno más saludable.

Los resultados muestran que el AirPurifier fue capaz de reducir los virus y bacterias por debajo del límite de detección en tres caudales de aire diferentes: 99,998% de reducción en el caso de virus y 99,987% en el caso de esporas bacterianas.

El purificador AirPurifier es una unidad autónoma de 2’40 m de altura. La salida de aire a una altura de 2’30 m protege de las desagradables corrientes de aire y garantiza una distribución óptima del aire filtrado en la habitación. Cuenta con tecnología de ventiladores EC, que garantiza un caudal de aire de hasta 1.200 m³/h. Además del filtro HEPA-H14, el AirPurifier dispone de un prefiltro adicional, que también se sometió a estudio en este proyecto de investigación. El AirPurifier dispone, además, de serie un prefiltro ISO ePM1 65% y cuenta con un filtro de carbón activo adicional para la retención de olores.

Las extensas pruebas realizadas por el Instituto de Higiene Biotec GmbH han confirmado, en particular, que “la combinación de filtros HEPA-14 e ISO ePM1 65% utilizados como prefiltros conduce a un resultado ejemplar y que éstos se utilizan de forma óptima en el equipo”.

«El AirPurifier es probablemente el purificador de aire más probado del mercado y es el único dispositivo que ha demostrado hasta la fecha que un filtro de alto rendimiento puede ofrecer la eficacia y la eficiencia prometidas”, asegura Antonio Torrado. “Los purificadores de aire profesionales pueden contribuir de forma importante en la pandemia del coronavirus y más allá, por lo que dispositivos como nuestra AirPurifier son importantes herramientas para protegernos de contagios y, cómo no, de nuestra salud”, reconoce el Gerente BU Heating and Ventilation de WOLF.



Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar