El uso híbrido de calderas de gas y energía solar puede ahorrar más de la mitad del consumo anual de agua caliente

Socios Colaboradores Agremia
  • WOLF recuerda que el uso de energías renovables, que está incentivado con ayudas y subvenciones, es perfectamente compatible con sus sistemas de calderas de condensación

Crece el autoconsumo energético en nuestro país. El cuidado del medioambiente y el ahorro en la factura energética han impulsado a miles de familias a instalar placas solares en sus hogares y generar su propia energía eléctrica.

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) recuerda que, dependiendo del perfil de consumo de cada hogar o cada empresa, mediante la instalación de placas solares se puede reducir el consumo de la factura energética hasta en un 50%. Es una inversión importante, pero que cuenta con interesantes plazos de amortización.

Sus indudables beneficios medioambientales, como la reducción del consumo de combustibles fósiles y la contaminación ambiental, han motivado a las principales administraciones a incentivar la instalación de placas solares con incentivos fiscales y subvenciones. Recientemente el Gobierno anunciaba la aprobación de un plan para ayudas en instalaciones de autoconsumo, almacenamiento detrás del contador y climatización con energías renovables, con un presupuesto inicial de 660 millones ampliable a 1.320 millones de euros si las comunidades autónomas agotan las asignaciones.

Ante el previsible interés por la instalación este tipo de instalaciones, WOLF Ibérica recuerda que las placas solares térmicas y fotovoltaicas pueden constituir un complemento ideal para las calefacciones a gas, ya que combinan un recurso energético fósil, como el gas, con la energía solar (ilimitada y gratuita).

“Las modernas calderas de condensación que tenemos en el mercado pueden combinarse perfectamente con la energía solar térmica con resultados fantásticos. Por ejemplo, una superficie de captadores de solo cuatro metros cuadrados basta para cubrir más de la mitad del consumo anual de agua caliente de una vivienda de cuatro personas”, asegura el Gerente BU Heating and Ventilation de WOLF Ibérica, Antonio Torrado.

Además, si se desea que la instalación contribuya también a la calefacción, resultará necesario la instalación de una superficie de captadores de al menos doble tamaño, es decir, cerca de ocho metros cuadrados. Pero el gasto energético también será inferior y se conseguirán ahorros adicionales de entre el 10% y el 15% de gas.

“Animamos a clientes y colaboradores a consultar todas las subvenciones estatales para completar sus instalaciones solares con calderas de condensación. Gracias a estas ayudas será mucho más fácil contar con un sistema híbrido que, como este, solo presenta ventajas tanto económicas, como ambientales”, manifiesta Torrado.

La compañía cuenta con una amplia gama de calderas a gas perfectamente combinables y compatibles con instalaciones solares que aportan bienestar, ahorro y respeto medioambiental.



Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar