Los nuevos sistemas de bombas de calor MHA-2 de WOLF permiten su hibridación y contribuyen a reducir la demanda de energía

Socios Colaboradores Agremia

Mayor eficiencia energética y seguridad son dos de los aspectos clave que incluye la reciente actualización del RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios), y que busca acercar el objetivo de reducción del consumo de energía primaria en un 39,5% en 2030, cumpliendo así con lo establecido dentro del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) para la lucha contra el cambio climático.

El reglamento traspone parcialmente las directivas (UE) 2018/844 y (UE) 2018/2002 de eficiencia energética e introduce modificaciones en la normativa para la instalación de sistemas térmicos en edificios, fomentando la reutilización energética, así como el uso de energías limpias. De esta manera, prioriza la instalación de aquellos sistemas más eficientes, como la bomba de calor, o que permiten la hibridación de energías como la solar con gas natural. En caso de optarse por sistemas convencionales, el RITE obliga a justificar dicha instalación comparando el sistema de producción elegido con otros alternativos –siempre que sean viables técnica y económicamente–.

“El nuevo RITE supone una oportunidad de mejora de la eficiencia energética del parque edificado, sobre todo para aquellos inmuebles que requieren una actualización de sus sistemas de climatización, al priorizar el empleo de equipamientos más versátiles y de menor impacto ambiental ”, afirma Antonio Torrado, director general de WOLF. “En este sentido, sustituir, apoyar o hibridar un sistema de climatización existente por otro más eficiente, como la bomba de calor, permitirá evitar pérdidas de energía y obtener interesantes ahorros –de hasta el 80%, dependiendo del sistema sobre el que se aplique–, contribuyendo, además, a la lucha contra el cambio climático”.

WOLF, empresa proveedora líder en sistemas de ventilación y climatización, dispone de una amplia gama de soluciones de bombas de calor para una climatización más respetuosa y eficiente, que permiten crear espacios sostenibles: equipos de bomba de calor aerotérmicas, geotérmicas e hidrotérmicas, adecuados tanto para obra nueva como para rehabilitación. Además, los sistemas WOLF se pueden complementar e, incluso, hibridar, es decir, su funcionamiento se puede apoyar con otros equipos, como la caldera de condensación, dando lugar a soluciones más limpias y respetuosas con el medio ambiente. De esta manera, se consiguen sistemas “a la carta”, que se ajustan a las necesidades del usuario en cada momento, aportando gran eficiencia y ahorro energético.

“Los sistemas de bomba de calor son altamente sostenibles, adecuándose a las especificaciones que figuran en el RITE. No emiten contaminantes como el CO2 y los costes en calefacción son reducidos gracias al empleo de energía medioambiental gratuita, las tarifas de electricidad reducidas y el empleo de tecnología altamente eficiente. En definitiva, estos sistemas nos permiten disfrutar de espacios más sostenibles y confortables, al tiempo que contribuyen a alcanzar los objetivos climáticos establecidos por el Gobierno”, explica Antonio Torrado.

En 2021, WOLF ha lanzado al mercado los sistemas MHA-2 (25 V y 30 V) de bomba de calor inverter de instalación 100% hidráulica, y MHA-2 (40C, 50C, 55C, 70C y 80C) una bomba de calor compacta, potente y silenciosa.

El sistema MHA-2 (25 V y 30 V) de bomba de calor inverter de instalación 100% hidráulica, emplea refrigerante del tipo A1, y permite su instalación en espacios interiores que precisen canalización de aire por conductos, gracias a la opción de instalación de ventiladores radiales-centrífugos. Además, posibilita la recuperación de parte la energía empleada en la refrigeración para cubrir parcialmente la demanda de ACS, calentamiento de piscinas, etc.

La bomba de calor inverter MHA-2 (25V y 30 V) está preparada para procesos industriales con temperaturas de impulsión de hasta -10 oC en refrigeración (con opcionales), y permite la modulación de la potencia en función de la temperatura de impulsión hasta 55 ºC en calefacción.

Por otro lado, el sistema de bomba de calor MHA-2 (40C, 50C, 55C, 70C y 80C) ofrece una excelente opción para la climatización de espacios, gracias a su gran potencia y baja huella en cubierta –el compresor se sitúa fuera del flujo de aire y cuenta con un excelente aislamiento acústico–.

Esta es una solución WOLF de muy altas prestaciones en calefacción, con temperaturas de impulsión de hasta 55 oC y COP de 4,8. Asimismo,dispone de la opción de recuperación de calor parcial o total de energía durante el modo de refrigeración para transferirla hacia piscinas, agua caliente, etc., convirtiéndose en una opción muy adecuada para edificios de viviendas, así como para aquellos espacios donde existe gran demanda simultánea de ACS y refrigeración durante largos periodos de tiempo, como hoteles o residencias.

Además, el resto de sistemas de bombas de calor WOLF, se pueden se pueden combinar óptimamente con otros módulos de sistema como captadores solares o una ventilación de vivienda, y se pueden controlar conjuntamente con una unidad de mando o la aplicación Smartset de WOLF.

La información sobre estas nuevas soluciones WOLF está disponible en su web y en la nueva Tarifa 2021.



Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar