Día Mundial del Medioambiente

5 de junio

Día Mundial del Medioambiente
Juanjo Bueno

Consultor de Comunicación Externa

Los instaladores advierten: “Este es el mejor momento para sustituir las calderas de carbón y gasóleo que existen todavía en Madrid”

  • Según los últimos cálculos de Agremia, todavía quedan unas 300 salas de carbón repartidas entre la capital y la región. Y más de 8.000 calderas de gasóleo.

  • Transformar las calderas de gasóleo y carbón significaría reducir en aproximadamente 38.200 toneladas las emisiones de CO2

Madrid, 5 de junio de 2019

Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el día 5 de junio, y que este año se centra en la contaminación del aire, desde la Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía (Agremia) se insta a los gobiernos del Ayuntamiento y la Comunidad que se formen a no olvidar que una de las medidas de sus programas era la eliminación de las viejas calderas de carbón y la progresiva sustitución de las de gasóleo.

 

“Nuestra percepción es que todos los partidos están convencidos de que es una medida necesaria, aunque cuestión distinta es que dicha convicción se transforme en actuaciones concretas que favorezcan el resultado”, piensa Emiliano Bernardo, presidente de Agremia. “Lo que sí es una realidad es que la principal fuente de contaminación ambiental que puede afectar a la calidad del aire interior de los hogares, es consecuencia del uso de combustibles sólidos, como el carbón, por lo que urge la eliminación de las calderas en las comunidades de vecinos”, remarca.

 

El presidente de Agremia es consciente de que en 2020 no se eliminarán las calderas de carbón todavía existentes, “dado el número de salas que aún se encuentran en funcionamiento, y la reticencia que existe aún en algunas comunidades de propietarios a cambiar el sistema de calefacción”. “No obstante”, continúa, “debería lograrse a lo largo de la próxima legislatura, combinando una campaña de información dirigida a los propietarios, y medidas legales que impongan esta obligación acompañadas de ayudas a las comunidades que deban afrontar dichas inversiones”.

 

Según los últimos cálculos de Agremia, y tras las últimas ayudas del plan Renove de la Comunidad de Madrid, todavía quedan unas 300 salas de carbón repartidas entre la capital y la región. Y más de 8.000 calderas de gasóleo.

 

Bernardo recuerda, asimismo, que la mejor época del año para sustituir este tipo de calderas por otras más eficientes es el verano, porque los equipos dejan de estar en funcionamiento y no ocasionan molestias a los vecinos.  Asimismo, transformar las calderas de gasóleo y carbón significaría reducir en aproximadamente 38.200 toneladas las emisiones de CO2, mantienen en Agremia.

 

Entretanto, casi cuatro millones de muertes prematuras al año en el mundo tienen su origen en la contaminación del aire procedente de los hogares, indica Naciones Unidas. “Un dato alarmante si tenemos en cuenta que en 97 países, el 85% de las viviendas ya tienen acceso a fuentes de energía más limpias y, sin embargo, aún 3.000 millones de personas las que continúan utilizando combustibles sólidos para calentarse”, destacan desde Agremia.

¿Te gustó el contenido? Compártelo!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar